India, la joya de Oriente en la que sí merece la pena invertir.

Promovemos los negocios entre Colombia e India

India, la joya de Oriente en la que sí merece la pena invertir.

septiembre 22, 2015 Economía y negocios 0

Julio y agosto fueron meses fatídicos para las bolsas de los países emergentes debido al negativo sentimiento de mercado respecto a China, la caída de los precios de las materias primas y las expectativas de una subida de tipos en Estados Unidos. Un ejemplo de este pobre comportamiento fueron las caídas del 9% (en agosto) y del 7% (en julio) que afectaron al índice MSCI Emerging Markets; y del 10% y el 6% que se dieron, respectivamente, en el MSCI Asia. En este contexto, destacó la evolución del MSCI India, que cayó la mitad en agosto (un 5%) y que, incluso, subió un 2% en julio.

Los expertos explican que uno de los puntos clave que favoreció este rendimiento fue la caída del petróleo, una materia prima de la que India es importadora. Para empezar, esta devaluación del crudo motivó que las compañías de consumo y los fabricantes de automóviles del país «superasen las expectativas» durante la última presentación de resultados, al permitir una «fuerte mejora de los márgenes».

Asimismo, India «ha aprovechado las ventajas de la caída del precio del crudo para comenzar a reducir los subsidios que condicionan las finanzas públicas y suponen una mayor restricción económica», según un reciente informe de José Luis Martínez, estratega de Citi en España.

Pero, además, la caída del petróleo podría tener otro efecto positivo sobre la inversión pública gracias a las reservas de 80.000 millones de dólares que ha favorecido el petróleo tan barato, según explica Wim-Hein Pals, director de Robeco Emerging Markets Equities.

Más allá del factor petróleo, varios analistas destacan el atractivo económico de este país, que podría superar al crecimiento de China este año (8,1 % respecto al 6.9 %, según previsiones de Citi) y que en 2019 podría doblar el tamaño de su economía respecto a hace una década, superando a las de Rusia, Brasil e Indonesia en conjunto.

«La economía india ha sido una de las grandes sorpresas positivas, una de las pocas, en los casi siete años que llevamos ya de crisis económica mundial. También una de las favoritas a efectos de la inversión internacional», apunta José Luis Martínez, quien atribuye a «una gestión adecuada y a un contexto interno repleto de oportunidades» el hecho de que India a destaque por encima de otros países emergentes, «en un entorno internacional enormemente complicado como el actual».

Rahul Chadha, especialista en el país de la gestora surcoreana Mirae Asset, destaca asimismo los atractivos de la economía de este país: «Creemos que India es el mercado más atractivo en el medio plazo. Se está produciendo una recuperación del crecimiento económico, aunque sea lento. Y cada vez confiamos más en los esfuerzos del Gobierno de Modi», que llegó al poder en mayo del año pasado, generando una ola de esperanza en el país, explica

Por su parte, los expertos de Banca March destacaban en una reciente presentación que se espera que el beneficio por acción de la bolsa india crezca un 12,7% este año, un 19,6% el año que viene y un 17,6%, en 2017. Hay «buenas oportunidades de compra» en India, coincide Wim-Hein Pals.

Sin embargo, es preciso poner en contexto estas afirmaciones. Por un lado, India podría serse afectada por un contagio si se produce una eventual venta masiva de títulos de otros países emergentes. Asimismo, los expertos advierten de que el país tiene importantes retos por delante.

«No se confundan: India, al igual que otros países asiáticos, está sujeta a riesgos externos, especialmente la posibilidad de que la Fed decida subir sus tipos de interés. Además, la debilidad de la demanda exterior y, especialmente, la asiática también es una amenaza para la economía india. Entre los factores de riesgo doméstico, debemos considerar desde la inflación, el deterioro de la calidad de los activos de la banca y una mayor debilidad del balance en las empresas», junto con las «reformas estructurales para eliminar potenciales cuellos de botella en la producción y distribución», resume José Luis Martínez, quien añade el mayor reto es, sin embargo, lograr un mercado financiero más profundo.

En cuanto a la bolsa, Rahul Chadha advierte de que, en el corto plazo, «sigue siendo vulnerable a una recaída debido a las altas valoraciones que han alcanzado compañías de consumo básico y empresas de mediana capitalización».

Por sectores, Chadha comenta que las cuentas de las compañías de productos básicos y los bancos estatales decepcionaron, en contraste con los buenos resultados de las empresas de consumo y los fabricantes de automóviles.

Además, también hay expertos que aconsejan mantenerse alejado de todo lo que huela a emergentes ante la incertidumbre de la situación global actual. Uno de ellos es Philippe Chaumel, de Rothschild, quien opina que se ha producido una burbuja en estos países y que, al estallar, afectará a todos ellos sin excepción. «No creemos que sea uno o dos países (los afectados por la crisis), sino todos los países emergentes», dijo en una reciente comida celebrada en Madrid.

«Los mercados recibieron con fuertes alzas la elección de Narendra Modi como primer ministro, hace un año. Desde entonces, ha habido muchos éxitos y fracasos, pero el tono a largo plazo sigue siendo alcista. Al mismo tiempo, no se puede ignorar que los beneficios de las empresas y la producción industrial todavía pintan un panorama desolador. Las principales reformas políticas también se han atascado en el laberinto político. Se podría resumir la situación con la siguiente frase: el gigante ha comenzado a andar y a cambiar los engranajes», resume Chadha.

Fuente: «Inversión & Finanzas» http://bit.ly/1KxNuf3

Comments

comments

Deja una respuesta

India màs cerca de ti